De la cuna a la cama

Antes de tener un blog… no. Antes de conocer al resto de blogs pa/maternales, no sabía absolutamente nada de colecho, BLW, Montessori o cualquier otra palabra rara que se os ocurra. Bueno, sí conocía muchas de esas cosas, pero con vocabulario de la calle, lo que viene a ser: dormir tó’s juntos y dejar que se guarrée a la hora de comer

Nosotros no hemos practicado el colecho salvo en ocasiones de enfermedad o siestas, así que como Laura perdió la toma nocturna de pecho bastante pronto, también se independizó de manera temprana. Aquí hay que decir que debido a la disposición de nuestra casa básicamente se encontraba a la misma distancia nuestra estando la cuna junto a la cama que estando en su dormitorio.

Hoy en día duerme con sus inseparables Winnie (osito tontorrón), que mide tanto como ella, Pluto, Drippy (de Ni No Kuni y que gracias a su bombilla mágica aleja las pesadillas) y Flurry Heart (My Little Pony). Hace unos años a estos había que sumarle 6 o 7 más, incluyendo un gusano de casi dos metros. Todo eso en la cuna.

Un día llegué a su cuarto, justo antes de acostarla, y sin pensarlo mucho cogí a toda la tropa y la puse en la cama. Cuando llegó a la cuna para acostarse me miró con cara inquisidora y pidió explicaciones, claro.

– Uy, pero mira donde están, ¡si se han ido todos a la cama! ¿Quieres acostarte con ellos o qué hacemos?

Como siempre ha sido bastante aventurera, no dudó ni un segundo en lanzarse a la cama (son literas, más resguardadas, lo que creo que ayudó), acostarse y dormirse.

A la tarde siguiente desmontamos la cuna en equipo, y nunca más volvimos a verla.

Y es que futuros papás, o papás que ven el traslado más cerca que lejos, aunque por lo general todos los blogs que os leéis podrían formar parte del, como dice mi compañero Padre en Estereo, #TeamAgoreros o ser una más de las historias de “Pesadillas”, a veces las cosas son así de fáciles.

Junto a su hija de 6 años, Tang tiene un blog/canal de Youtube sobre juegos de mesa y literatura infantil. Madresfera le dio un premio. Fundador de la revista digital Yonocompropan.com y de BlogDads.es

1 Comentario

  1. Que suerte!!! Para mi hermana el paso de la habitación de mis padres a la mía fué una aventura (para ella claro, yo tuve que dejar de leer hasta las tantas) pero de la cuna a la cama… una pesadilla. Durante meses, casi un año durmió con la cuna al lado de la cama y agarrada a los barrotes para que no se la pudieran quitar. Espero que con el que viene en camino no sea tan traumático… Besosss!!!

Deja un comentario