10 trucos infalibles para solucionar las crisis de pareja

Si has hecho click es porque, o bien necesitas los trucos para solucionar tu crisis de pareja o bien eres un gato que está próximo a morir. Quiero creer que estás en el primer caso porque cuando Dios mata a un gatito es por algo chungo y digno de ser un meme.

Las crisis de pareja existen, son parte de la pareja. Ni se crean ni se destruyen, solo se transforman. En vuestra mano está que se transformen en algo bueno. Ya sabéis, crisis es oportunidad, o crisistunidad, como diría el bueno de Homer Simpson. Y yo estoy aquí para guiaros en esa transformación… de algún modo.

10 TRUCOS INFALIBLES PARA SOLUCIONAR TU CRISIS DE PAREJA

1.- El matrimonio

Esto, obviamente, va para quienes no están ya casados. Esos ya han solucionado sus crisis gracias al mismo. Ancestrálmente se ha usado el matrimonio como solución a todos los males de la pareja. Es lógico en cierto modo.

Estás en una situación en la que te planteas que las cosas no van bien con tu pareja, no sabes el motivo o como solucionarlo . No sabes que hacer para ir a mejor. Te planteas ponerle fin. ¿Qué mejor solución que prometerle amor eterno y el compromiso de estar junto a el o ella hasta que la muerte os separe? Sin duda es una solución efectiva, aunque sea porque eso dinamitó del todo la relación y puso fin. Muerto el perro casado, se acabó la rabia.

2.- Los hijos

Echar balones fuera es una táctica que se remontan a los albores de la humanidad a la hora de solucionar problemas. Es por ello que si tienes problemas de pareja, lo mejor que podéis hacer es centraros en tener un hijo. La entrega y la alta demanda de unos churumbeles harán que os olvidéis de cualquier conflicto, o de la relación en si.

Y AHORA EN SERIO

Déjate de listas. Y déjate de trucos infalibles y de soluciones de manual. Déjate de consejos de gurus sentimentales y párate, escucha a tu pareja, haz autocrítica, no sólo crítica al otro, y ponte a cambiar las cosas. Y no, no seas tarugo, no te centres en los cambios que estés haciendo, analizando si tu has cambiado más que tu pareja, si los resultados deberían ser inmediatos y perdiéndote en tu propia solución. Simplemente cambia lo que necesites y acepta los cambios y avances de la otra persona.

Deja de hacer caso a blogs y haz caso a lo que tu pareja, tu y vuestra relación necesitáis.

No me hagas caso.

De nada.

 

Padre de mellizos, friki, músico, blogger, informático | Le pongo voces a mis hijos | Conspiran contra mi. Lo presiento en la Fuerza | Mi lobo huargo me ayuda

4 Comentarios

Deja un comentario